miércoles, 28 de agosto de 2013

El despertar y los nuevos comienzos.

Desperté de un sueño,
ese sueño era él.

Ahora que he abierto los ojos
la realidad me aturde
y el primer sentimiento es el miedo
pero sigue en mi el sabor de ese sueño,
tan dulce y real...
él es real.

Disfruto de su luz
y me dejo llevar...
sin prisas...
sin miedos.