lunes, 7 de abril de 2014

EL SUEÑO Y EL SOÑADOR.

Duermo con un ojo abierto porque no me fío de la noche sin luna,
y cuando sueño estoy en realidades utópicas,
en esas realidades viven los seres más extraños,
pero no más extraños que aqui en el mundo.


Sigo vivo y contando mi historia,
y ya no muero,
soy infinito.