martes, 18 de noviembre de 2014

El encuentro con el niño.

Creo firmemente que la expresión más pura es la de un niño, expresar con el sentimiento de un niño que no teme, un niño que no es condicionado por el que pensarán, un niño que haga lo que haga le va gustar porque es la raíz y la esencia de su amor por su yo mas puro la que se ha expresado en libertad.

Manifiesto pues, que mi alma, es la de un niño jugando en su mundo y expresando todo aquello que ama.