miércoles, 17 de octubre de 2012

Hoy regresé

Dicen que nunca hay que mirar atrás, 
y cuando "dicen" es cuando no hago caso,
por eso hoy regresé donde empezó todo
donde nunca creí que empezaría
donde acudí cuando todos me decían que hiciera lo contrario.

Me hallaba perdido y necesitaba recuerdos bonitos
lo primero que me llegó a la mente fue ese lugar 
donde fui tan feliz,
donde aprendí que la libertad no tiene límites,
donde las sorpresas eran la rutina de cada día,
donde aprender no se quedaba solo en un cuarto habilitado para ello,
donde encontré personas que son pilares en mi vida,
donde empezó lo que a día de hoy soy.

Cuando el camino es duro y todo parece oscurecer 
tengo que recordar donde empecé
y buscar a ese niño que entró en nuevo mundo al que temía enfrentarse,
buscar al niño que un día fui.

El tenía ilusiones con la fuerza de un David derrotando gigantes,
el sobrevolaba montañas sin miedo a caer.

A el acudo cuando necesito que me consuele, 
para que me diga que ningún problema es tan grande como parece,
que los muros de acero son de mantequilla frente a mis sueños
y acto seguido me abrace,
el hace que con el silencio se esfumen todas mis preocupaciones. 

Ese niño y ese lugar siempre quedarán allí atrás 
diciéndome que vuelva cuando quiera.

Por eso regresar no es malo 
porque buscar en el pasado aveces ayuda a afrontar el futuro...

Necesitaba recordar donde empezó todo...