domingo, 2 de diciembre de 2012

Mi primer y último amor.

Yo andaba entre las sobras cuando como un fulgor
llegaste tu con el primer y ultimo amor. 
Pero basto un efluvio de antiguas primaveras
 para reconocerte, para saber quien eras.
Y eras el misterioso hombre desconocido 
que llenó de ensueño lo mejor de mi vida. 
El de las tardes grises y los claros de luna
el que busque entre tantos y no encontré en ninguno. 
Y hoy tal vez como un premio o un castigo 
lo mejor de mi vida será morir contigo.
He pensado esta noche, sintiéndote tan mío
que así como llegaste un día también te fuiste, 
lo he pensado eso es todo, no sé como sucedió 
pero te fuiste sin un adiós si quiera. 
Y ahora que te as ido yo que nunca me quejo
me vestiré de luto y aprenderé a ser vieja 
pero si yo muriera sin poder olvidarte 
y después de la muerte  se llega a alguna parte 
preguntaré si hay sitio para ir junto a ti 
y Dios seguramente responderá que sí. 

                                                                                                                Angela Sánchez de Loor.


Cuando pienso en ti mis raíces tiemblan.