lunes, 17 de diciembre de 2012

Cuando cierro los ojos...

...confío en mi mismo y no hay nadie que me pueda derribar, puedo sentir que veo mas allá de los sueños, puedo hacer que los sueños sean realidades aplastantes, PUEDO sé que PUEDO. 


El amor es inspiración.


También sé que no hay nada imposible y que lo imposible es lo que te niegas...
Por eso nunca jamás me volveré a negar el amor propio que merezco.