domingo, 20 de enero de 2013

Cada vez entiendo menos.

¿Cuál es el precio de la libertad?... yo solo me pregunto si en realidad existe, bueno, en verdad solo hago preguntas tontas que aparentan no tener respuesta pero la verdad... es que no hay pregunta sin respuesta porque la nada responde todo.

-FIN DEL COMUNICADO-


Mente despejada y errores de cámara.