viernes, 6 de febrero de 2015

Ser pioneros en este presente incierto.


Donde hay desierto esta la flor que destaca en la arena,
esta la flor que no se rinde ante la adversidad,
está la flor que tiene esperanza,
está la flor que ama el desierto por encima de tanta adversidad para crecer,
está la flor que busca a otra flor,
esta la flor que no es flor,
es un sentimiento de superación en tiempos oscuros de la humanidad.
Antes de ser ya fuimos en otro tiempo,
la solución es caminar hasta encontrar el osáis utópico
aunque se vaya la vida en ello 
porque no hacer nada es la muerte en el silencio y el olvido.