miércoles, 29 de febrero de 2012

Irónica tristeza.

Puede que no creáis ninguna de las palabras que ahora mismo voy a escribir pero salen de mi, de lo que pienso y de lo que siento en este mismo momento en el que son las 1:45 del 01/03/2012:
Tengo un nudo en la garganta un nudo que no me deja ni tragar saliva, que se va al rato pero vuelve de nuevo con más fuerza y con el, todas esas imágenes que acabo de ver, es increíble lo destructiva que puede llegar a ser la humanidad consigo misma, no puedo decir con certeza cuando ni como, pero lo sabéis como lo sé yo, esto va de mal en peor y se acerca un gran cambio que tarde o temprano nos va a explotar en la cara todos. 
Faltan palabras en mi paupérrimo vocabulario para expresar la IMPOTENCIA, la RABIA, el MIEDO que se avalancha sobre mi como la zarpa de una bestia que inevitablemente  me golpea y me deja en el suelo inconsciente cada vez que pienso hasta donde puede llegar las atrocidades que ven mis ojos cada día, pierdo la fe, solo creo que el mundo que quisiera ver es una utopía y me echo a llorar...
Cuando el saber significa signo de riqueza y alegría, siento que cada vez es signo de desgracia y profundo desengaño.